Dicen que el dinero no da la felicidad, pero a ver quién es la guapa que sobrevive a los 40 con cremas del super…

Desde que pase de los 40 hay varias cosas sin las que no puedo vivir:

Las cremas de Kanebo. Doble limpieza, doble aplicación…. y todos los extras que consigo comprarme. Tienen el mejor peeling del mercado, y la mejor crema para las arruguitas de la boca. Sin contar con la Sponge Chief, que debe ser la novena maravilla.

[ctt title=”No puedo vivir sin ti” tweet=”No puedo vivir sin ti https://ctt.ec/1fTBu+” coverup=”1fTBu”]

Aquí te explican el método y su aplicación.

Parece caro, pero si divides lo que dura entre lo que te cuesta, no te sale más caro que una crema media. (Siempre y cuando no te vayas a la ultimate claro 🙂 )

Además si tienes paciencia y un poquito de organización, en algunas perfumerías como Paco Prieto te pueden salir por un 40% menos en rebajas. Aún llegas a tiempo aquí.

 

El double wear de Estee Lauder. Un maquillaje suave y fluido que no te hace el efecto mascara tenido por muchas horas que pasen.

El Touche Eclat de Yves Saint Laurent. Un iluminador que debes llevar en el bolso para borrar el cansancio a última hora de la tarde.

 

 

El Long Last Soft Matte Lipstick de Clinique. Mi barra de labios naranja para
todos los días. Y el ROUGE DIOR 999 para unos labios rojos impresionantes.

Lo bueno de comprar estas barras de labios es que siguen existiendo pasen
los años que pasen. Yo creo que llevo más de 10 años comprando las mismas sin tener que ir cambiando de marca o color. Puedes comprobar la historia de este color aquí.

 

Mi colonia DKNY. La de siempre, la clásica, la que no te traiciona ni por exceso ni por defecto. Todo un clásico.

Cierto es que todo es caro pero es en lo único que realmente invierto. Nunca gasto demasiado ni en rimmel ni en eyeliner ni en sombras de ojos ni colorete. No encuentro la justificación de sus precios versus sus resultados, así que aquí si que juego mucho con Kiko y con Essence, que tienen unos precios fantásticos y una gran variedad de productos.

Los esmaltes de gel de Essence son brutales y valen aproximadamente 2 euros.

Y esos son mis pequeños secretos sin los que no puedo vivir, ¿Me cuentas los tuyos?

 

Categorías: quemequitenlobailao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

quemequitenlobailao

Resumen semanal. Y llegó el otoño…

No sé tú, pero yo tengo un mono ya de otoño que flipas. No hago más que ver botas en los escaparates, esos abrigos tannn monos (que la verdad es que por ahora da pereza Leer más…

quemequitenlobailao

Una de lowcost

Mientras todos los ojos están puestos en la semana de la moda de Nueva York, hagamos un repaso más mundano para las que no tenemos acceso a esos precios tan….tan… a esos precios y punto. Leer más…

quemequitenlobailao

Que se acabe el verano y llegue el otoño YA!!!

Sí, lo sé, las vacaciones molan mucho, pero cuando ya no estás de vacaciones, vuelves a la oficina, y empiezas a ver las nuevas colecciones, ¿a quién no le apetece que llegue el otoño? A Leer más…