Confi……..que???

Esa palabra no ha existido en mi vida, mentira, existió el primer fin de semana de estado de alerta.
Nos mandaron a todos a hacer”teletrabajo” a casa, pero soy tan fantástica y nunca en mi vida he conseguido estar sentada más de 5 minutos seguidos, así que  me dio un ataque de ciática, si como lo lees, ciática por estar sentada y como de pie no me duele, pues vuelta a la tienda y oficina.
Desde entonces mi vestuario ha sido, camiseta uniforme de trabajo, vaqueros y deportivas. 5 semanas con ese vestuario!!!!
Por Dios, tanto comprar para acabar con lo mismo y al final mi lavadora únicamente lavaba uniformes y ropa de sport.
Harta he quedado y desde que ha entrado mayo he decidido rescatar armario, pero no creáis que me he venido muy arriba con los vestidos, tampoco hay que pasarse, pero bueno, hay que sentirse otra vez mujer, ahhhh y me pinto los ojos, total, es lo único que se ve.
He aprendido a tintarme el pelo (mi peluquera pondrá el grito en el cielo pero bueno), he aprendido a cocinar (lo justo para no alimentarme sólo de ensaladas, claro) y he conocido deportes caseros que en mi vida hubiera imaginado.
Pero entre nosotras debo decir, que ganas de ponerme ese vestido, calzarme los tacones aunque tenga que ponerme mil tiritas pero sobre todo, salir a la calle y pasear sin pensar en nada.

Deja un comentario

Abrir chat