Pandemia Style

No queda ni una influencer en este mundo que no haya colgado ya su vídeo o publicado su post, sobre los looks más cómodos y cukis para esta época de confinamiento.

Y digo yo, soy la única que ha aprovechado para sacar sus camisetas de propaganda (tengo una de Ballantines que me vuelve loca) y sus mallas con la goma prestada a pasear?

…a pasear por casa, claro, no se puede ir a otro sitio.

Porque no me creo, que todas estas chicas monísimas de la muerte tuviesen ese arsenal de conjuntos chandaleros antes de la llegada de nuestro querido bichito; con lo cual, han tenido que aprovechar que nuestro querido Amancio&friends han continuado con la venta online, para proveerse de esas prendas tan slow y confort.

Pues que queréis que os diga, a mi solo me apetece comprarme sandalias con mega tacón (bueno, mega cuña, tampoco me voy a venir tan arriba), vestidos con escotes y mangas de infarto y gafas de sol para lucir divina en las terrazas!!!

Porque además, con esto de la distancia de seguridad (2 metros) se nos va a apreciar en conjunto, y los pequeños defectos que podamos tener (que son casi ninguno) no se van a percibir…son todo ventajas! Y además, todo este tipo de prendas están mega rebajadas, ya os hablaré en el siguiente post del “pandemia special price”.

Y sin embargo, intenta comprarte ahora unos leggings deportivos con su top a conjunto, que tu tarjeta de crédito te va a decir del mal que te tienes que morir. Porque esa es otra, ahora se tiene que salir a hacer deporte como si de un catálogo de oysho se tratase…con lo estilosa que me veo yo con mi camiseta de Ballantines!

Lo que yo os diga, esta época es para aprovechar y ahorrar pasta:

Primero, como ya os dicho, tenemos que tirar de fondo de armario, sí de aquellas camisetas y mallas viejas que están apelotonadas al final del armario, detrás de tu ropa digna.
Segundo, dejar de maquillarte. Para qué? habéis visto los filtros tan estupendos que tiene instagram!
– Y tercero y último, ahora es el momento de cuidar tu piel, saca todas esas mascarillas que has ido comprando y coleccionando en tu baño (más que nada porque su envoltorio era ideal) y ponlas en el lugar que se merecen: en tu cara! Y así no tendrás que pedirle a tu esteticista que haga milagros para intentar disimular los signos del invierno y tu dejadez, con un tratamiento mega chupi.

Así que ya sabéis, aprovechad este tiempo para haceros una puesta a punto a vosotr@s y a vuestras tarjetas de crédito, que no hay mal que por bien no venga!

Hasta pronto chic@s, nos leemos pronto, Mua!!

Deja un comentario

Abrir chat